Primer terremoto en Chile

Seguramente cuando te hablen de Chile, te vendrá a la mente la tierra bailando chaky-ckay y una botella de vino con una copa volteándose sobre una mesa de un restaurant. Quiero comentarte, que en Chile existen dos tipos de terremotos, el primero, llega para el mes de septiembre y todos lo están esperando, y el segundo, es ese movimiento telúrico impredecible que hace zumbar la tierra.

Dentro de la cultura de este país, cada mes de septiembre llegan las Fiestas “Patrias”. Justo el día 18 se celebra el aniversario de la primera junta nacional de gobierno, constituida ese mismo día, pero en 1810. Este suceso marcó el precedente para que Chile, entonces colonia de España, iniciara su camino hacia la liberación.

Para estas fechas, todo es alegría en las calles, muy parecido a Cuba, con la diferencia que acá, por temas de clima y otros asuntos sociales y políticos, el entusiasmo decae en los meses de invierno y las personas andan un poco más encerradas en sus casas. Como comentaba, es obvio, por el clima que es demasiado frío y lluvioso.

Hago un paréntesis para comentar que, cuando acá en el hemisferio sur hace frío, en Cuba están todos en Los Cayos, Varadero, Rancho Luna, y uno viendo esas lindas fotos y con ganas de estar allá. Pero eso es fácil, las redes sociales sobre todo tienen una opción que dice: BLOQUEAR, ELIMINAR DE TU LSTA DE AMIGOS, yo incluiría para esas fechas: SI PUBLICA FOTOS EN GOZADERAS, FIESTAS SIN INVITARME, DE VIAJE POR EL MUNDO SIN HABERME AVISADO, pues MODO INVISIBLE con esas personas. No es envidia, pero ¡Oye! Como jode, y uno aquí pasando frío y sin poder bañarse en el aguacero porque enseguida sí que te da catarro. Déjame comentar además que eso de las personas de salir de viajes sin avisar, provoca un infarto al miocardio, para los amantes de viaje como yo. Avisen, para la próxima, jaja. Volviendo al tema de los terremotos, una bebida típica chilena que se consume mucho para estas fechas festivas tiene ese nombre: TERREMOTO. La confección es sencilla y es de fácil elaboración.

Según explica la Wikipedia de este trago:

El terremoto es un cóctel o trago tradicional chileno, creado a fines del siglo XX, pudiendo reconocerse como un derivado del ponche a la romana. El nombre se debe a que fue inventado posterior al terremoto de Chile de 1985. Si bien su origen no está confirmado y muchos se adjudican su creación, esta bebida ha sido ampliamente popularizada en la cultura popular chilena por los bares La Piojera, Rincón de los canallas, y El Hoyo.

Trago: Terremoto Chileno

La bebida se compone principalmente por vino pipeño blanco o vino blanco sin denominación (vino genérico de cualquier cepa), helado de piña (ananás) y granadina. En su presentación tradicional (un vaso 400 ml aproximadamente) tiene el nombre de terremoto. La jarra de gran tamaño se le conoce popularmente como Cataclismo la repetición en vaso pequeño se le conoce como Réplica y el vaso pequeño antes (o si es el único) se le conoce como temblor, la versión con vino tinto es conocida como Africano o Terremoto africano.

Aclaro qué es el vino pipeño. Me remito a Wikipedia para la descripción.

El vino pipeño o vino de uvas de parrón, es un vino tradicional chileno de cepas no nobles que se fermenta o almacena en pipas de raulí y que, a diferencia de los vinos tradicionales, no se identifican con el nombre de la cepa o lugar de procedencia. Dentro de estos vinos que conforman el patrimonio y la tradición campesina en Chile, también se encuentra el pajarete, el pintatani, el chichón, el chacolí de Doñihue y el arrope.

Tomando Terremoto

Ahora les cuento la experiencia con el otro terremoto, el movimiento telúrico. Estaba viviendo en la ciudad de Concepción, era un mes de noviembre, casi a las 2 de la madrugada. Vivía con 3 personas más, pero siempre estaban en sus habitaciones. Justo ese día, recién llegábamos de una fiesta con unos amigos, y el muchacho que vivía conmigo estaba en la sala de la casa, yo andaba por la cocina, adivinen haciendo qué, pues obvio que comiendo, porque la boca no me la aguanto.

De repente siento que el piso comienza a moverse, era algo inusual, nunca antes lo había sentido, pero pensaba que era mareo de las copas que me había tomado. Igualmente es algo bien raro en mí, porque no me emborracho, pero el movimiento siguió, cada vez más fuerte y no se detenía. Las personas que vivían conmigo me llaman para que no me asustara, ya estaba parado en la puerta que da salida a la calle, porque fue mi instinto el de escapar. Cuando abrí la puerta y vi a aquellos árboles de naranja, los postes de la luz, las otras casas que se movían también, pues qué sensación más extraña. No supe qué más hacer, me quedé ahí parado en el lugar, con cara pálida y signo de interrogación, paréntesis y hasta asteriscos. Mi visión veía algo que mi cerebro no podía interpretar, no estaba en la lista de “cosas vividas anteriormente”, mucho menos en la lista de “pesadillas”.

Al final se detuvo la bailadera de la Pachamama, en efecto era grande, fue de unos 6.4 grados, nada menor. Igualmente, que el trago descrito anteriormente, y un dato que no dije fue que, el trago tiene también sus réplicas.

Durante toda la noche estuvo moviéndose mi cama, lo mejor de todo es que en ese entonces no vivía en un edificio, y la casa era solamente de 1 piso. Eso sí, le chirreaba hasta la última puntilla cada vez que se movía.

Al día siguiente me puse a buscar cómo prepararme para un terremoto real y aquí les comparto para que ustedes también estén informados.

Según el sitio de ChileAtiende, estas son las instrucciones:

Medidas de precaución:

  1. Verifique de qué material está construido su hogar, colegio o lugar de trabajo. Si es de adobe o autoconstrucción, evacúe inmediatamente durante un sismo.
  2. Identifique lugares de protección lejos de ventanas y elementos que puedan caerle encima. Ancle los muebles al piso, los muros o el cielo, para que no se vuelquen durante un sismo.
  3. Identifique dónde están las llaves del agua, de corte general de gas y el interruptor o fusible general de electricidad y aprenda cómo cortarlas.
  4. Elabore un plan familiar que establezca los puntos de encuentro y los roles de cada integrante del hogar.
  5. Mantenga un kit de emergencia.

Durante el sismo o terremoto:

  1. Mantenga la calma y ubíquese en un lugar de protección sísmica.
  2. Protéjase y afírmese debajo o junto a un elemento firme. 
  3. Si está en silla de ruedas, intente moverse a un lugar de protección. Si no es posible, frénela y cubra su cabeza y cuello con los brazos.
  4. Si está en la calle, aléjese de los edificios, postes y cables eléctricos.
  5. Si está en un evento masivo, mantenga la calma y quédese en su lugar. Proteja su cabeza y cuello con los brazos y siga las instrucciones de los encargados de seguridad.
  6. Si va manejando en la ciudad, disminuya la velocidad y deténgase en un lugar seguro. Si va por una autopista, reduzca la velocidad y no se detenga. Manténgase atento a las condiciones del tránsito, señalice dirigiéndose a la salida más cercana o acérquese a la berma en autopistas rurales.

Después de un sismo o terremoto:

  1. Si está cerca del mar y el sismo fue tan fuerte como para no poder mantenerse en pie, diríjase de inmediato a una zona de seguridad frente a tsunami, establecidas en lugares altos.
  2. Corte los suministros de gas y electricidad. Antes de restablecerlos, asegúrese de que no existan fugas.
  3. Sólo use linternas para iluminar, no velas, fósforos o encendedores (porque podría provocarse una explosión si hay fugas de gas).
  4. Use mensajes de texto para comunicarse con su familia y manténgase informado con una radio o televisor a pilas y sólo siga los reportes oficiales.
  5. Si queda encerrado, mantenga la calma, pida auxilio y espere la llegada de los rescatistas.
  6. Si está atrapado, cúbrase la boca y nariz. Evite gritar y dé señales dando golpes con algún elemento.

RECOMENDACIONES ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE UN TERREMOTO:

https://siac.onemi.gov.cl/documentos/Recomendaciones_Antes_Durante_y_Despues_de_Sismos_y_Terremotos.pdf

Los terremotos son la manera que tiene la Tierra de liberarse de sus fantasmas.

También puede gustarte...

1 Comentario

  1. Esteban dice:

    Amigo y eso que no viviste el del año 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *