La recarga y los 20 pesitos -Parte II

El tema de las recargas y las remesas en Cuba son más complicados de lo que parecen. Va mucho más allá de una decisión económica personal. Al menos desde mi punto de vista, y sin desmeritar a ese empresario o doctor y millonario cubano que emigró hace algunos años y ya gana esos 2 000 USD semanales como mínimo.

 En Cuba, muchas personas tienen el criterio que 20 USD es una “bobería”, debido al valor del salario en cada uno de los países vs el valor del salario en la isla. Los cambios monetarios son totalmente diferentes, pero el valor de la vida también lo es. Para nadie es un secreto que el salario promedio en Cuba no supera los 35 USD mensuales, y una persona tiene que vivir con menos, pero la gran diferencia es que allá, sí se vive con ese dinero. ¡Acá no!

De este lado del mar la vida tiene otro costo, las cosas tienen otros valores y lo que no sabíamos apreciar, en materia de sentimientos, ahora se vuelven nuestra principal riqueza. Es cierto que un salario mínimo en Chile, al menos ronda los 400 USD mensuales. Allá en Cuba dijeran ¡Coño, ahí si que vivo la vida como Carmelina! Pero la respuesta a eso lo dijera con una sola mirada, inclinando mi cabeza, ¿En serio?

Estos valores no tienen incluidos algunos costos que allá ni por enterados en muchos casos. Dígase: arriendo (porque aún no tienes casa propia, a no ser que te encuentres una mina de oro al 2do día de haber llegado), gastos de electricidad (muchísimos más caros que en Cuba), gas para cocinar, agua, internet hogar, comida, ropa, el teléfono también se incluye en estos gastos, y por supuesto algún que otro gusto que te desees dar, por la simple razón de ser humano y merecértelo.

Supongamos que ganamos 400 USD mensuales. Aclaro, que los valores están detallados para Concepción, Chile, porque en Santiago (la capital), las matemáticas son distintas. En Concepción, al menos, un arriendo compartido te podría salir en 150 USD aproximadamente, el gasto de agua+luz+gas serían unos 50 usd más. Vamos por 200. El internet de la casa+plan telefónico suman unos 30 usd más. A la cuenta son 230. El transporte público, tiene un valor diario de 1.50 usd, en total, y suponiendo que viajes 1 sola vez al día, durante los 30 días del mes, son: 45 USD.  El gasto de la comida por semana, si eres bien económico y cocinas en tu casa, no consumes alimentos en la calle, no tomar cerveza cuando hace calor, no fumas, no consumes drogas, no compartes mucho con amigos para no hacer gastos extras de dinero. A esto le sumas, que, si eres una persona sociable, te invitan a cumpleaños, bodas, bautizos, sumarían gastos extras a tu presupuesto mensual.

Imagen de referencia. Tomada de UNSPLASH

Hasta el momento vamos por 275 USD sin contar la comida. Alimentarse todo un mes, visitando el supermercado más económico podría salirte entre los 30 USD semanales, teniendo un costo total de 120 USD. Por tanto, el monto hasta ahora ya suman 395 USD mensuales. ¿Cómo me compro ropa? ¿Cómo hago una vida adecuada? ¿No me alcanza ni para ir al cine a ver la película de estreno?

Como te puedes dar cuenta, acá también se vive justo con el dinero, pero no has calculado algo muy importante de este lado, no has calculado que cada 2 años hay que prorrogar el pasaporte para viajar a Cuba, cada 6 años hay que renovar el pasaporte para viajar por el mundo. No has calculado que allá si no tienes comida, vas donde un vecino y te llenas el estómago, si no tienes sal, vas a otro vecino y te regala una bolsa de sal. Acaso no has pensado que en Cuba la salud es gratuita y aquí, por el simple echo de pedir una cita al médico, te cuesta 50 USD.

Hay muchísimos ejemplos para comparar, no me estoy quejando, no es la idea. El gran mensaje es que cuides lo que tienes, que valores cuando algún amigo o familiar decide no ir al cine, no comerse un pan con hamburguesa o simplemente, cuando un amigo decide dejar de salir un sábado en la noche, agobiado de tanto trabajo, para liberar el estrés, todo porque desea, quiere y puede recargarte tu celular.

A ti, cubano que vive en la isla, amigo, familiar, te digo que aquí también las cosas cuestan sacrificio, aunque el salario sea aparentemente superior. Aquí se trabaja de sol a sol y no creen en dolores de cabeza ni de estómago. Todo cuesta porque así es la letra chica de este contrato que hemos firmado cuando cruzamos la puerta del aeropuerto.

Por tanto, valora esos 20 pesitos que te envían, cuídalos, ahórralos, porque salieron de esfuerzo y sudor de una persona que te estima.

Nunca gastes tu dinero antes de tenerlo.-Thomas Jefferson

También puede gustarte...

2 Comentarios

  1. Ni más ni menos, el punto exacto del tema de las recargas y remesas. Muy bueno como siempre….:)

    1. jejej así es. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *