Mi diccionario para entender a los chilenos.

Si pensabas que acá se hablaba español, pues estás muy equivocado. Aquí se habla “chilensis”, y a mucha honra cachai.

Una de las primeras cosas que me alegraron cuando tuve la oportunidad de venirme a Chile, era que acá, en Latinoamérica hablaban español, el idioma no iba a ser un impedimento en este proceso. Pero, tras los primeros días en Santiago, llegó el momento de recorrer las calles y chocar con las personas, los chilenos.

Una de las primeras frases que me chocó el cerebro fue cuando estaba en una tienda, escuché a una señora hablar con otra y le decía: ¿Viste la guagua de Carmen?  ¡Qué grande está! ¡Cada día crece más! Y bueno, dentro de mi etapa conocedora y expectante, estaba yo anonadado, intentando interpretar aquel mensaje. Mi cerebro escuchó que la guagua crecía, pero mi mente no podía entenderlo, mucho menos procesarlo. ¿Cómo así? ¿Aquí en Chile las guaguas crecen solas? Pensé yo para mis adentros, verdad que tienen tanto desarrollo que hasta los buses van aumentando de tamaño. Todo esto pasaba por mi cabecita en unos pocos segundos. No pasaron unos días hasta que logré entender que, en Chile, se le dice: Guagua o Guaguita a los niños chicos. Esta palabra, hasta ese momento, para mí, significaba: bus.

Si entras a un supermercado en Chile, tienes que entender que acá no se paga, sino que cuando llegas a la caja, se cancela, y enseguida la cajera te dice esta frase: ¿BOLETA O FACTURA? Deme su RUT, y tú te quedas, así como vaca en un cine, perdido, como Matías Pérez, preguntándote, ¿Qué quiere ella? Simplemente te está pidiendo tu número de cédula chilena para que acumules puntos, y te está preguntando si deseas que te dé una boleta o una factura, puesto que hay personas que vienen al supermercado a hacer compras para su empresa y les conviene llevar factura, para que les devuelvan el dinero invertido.

Está muy de moda acá, que las palabras no terminen como deberían terminar, sino que le acortan las últimas letras, por ejemplo, cuando te preguntan: ¿Qué edad tení? Esto es para preguntarte, ¿Qué edad tienes?, o cuando están brindándote algo, te dicen: ¿Querí? Es bien complicado al principio entender todas estas palabras que llegan de a golpe a tu cerebro, incluso aún no me adapto del todo. También se utiliza mucho la palabra DON o DOÑA, cuando se refieren a alguien de respeto, por ejemplo, cuando vas a dirigirte a tu jefe, debes decirle: Don Heriberto, o Doña Catalina. Igualmente en los correos electrónicos, tienen un patrón que debes respetar. Comienza con la palabra: Estimado, me dirijo a usted con el objetivo de…… y termina el correo con las palabras: Saludos Cordiales, Henrry.

No por estar en este orden deja de ser importante, todas las palabras, o la gran mayoría terminan con la frase: POH, ejemplo: ¡Voy a tomar la micro poh!

También es muy común mezclar a los animales dentro de su lenguaje, por ejemplo: ¡Hoy lo pasé chancho!, para referirse a que lo pasé bien. ¿Hagamos perro muerto?, esto es cuando estamos en un restaurante y queremos irnos sin pagar la cuenta. Cuando deseamos referirnos a alguien lento o que camina despacio, le dicen así ¡El weon tortuga!

Imagen sacada del estallido social con frase típica chilena.

Hago un paréntesis, aún no he explicado el significado de la palabra WEON, se utiliza para todo, para cualquier momento, circunstancia, pero OJO, que no siempre puedes usarla, porque podría parecer que estás ofendiendo a la otra persona. Digamos que, en Cuba, el weon es como el amigo, el asere, el consorte, el chamaquito, el mío, el yunta. En Chile un ejemplo, podría ser: ¡Qué weon más weón! Ahí hace referencia a una persona entretenida, pero si dicen esta frase: ¿Cómo stai weon?, se refieren a ¿Cómo estás amigo? Esta palabra es toda una leyenda en Chile. Continuemos con las demás frases referidas a animales.

Si se te echó la yegua, es porque almorzaste y te dio sueño. Si estás en un lugar y escuchas esta frase ¡Quedó la zorra! Esto significa, que todo quedó destruido. Si eres una persona aperradora o apañadora eres una persona que acompaña a un amigo a todo. Si eres fome, es que eres aburrido o que no haces lo que las personas quieren que hagas.

Cuando quieren juntar plata para comprar algo, entonces hacen una vaquita, y para decirte que te apures, te pueden salir con esta frase ¡Chicotea los caracoles! Cuando algo no es de buena calidad es algo charcha, o algo mula. Si eres muy chismoso y siempre andas metido en la vida de los demás, para decirle al jefe, por ejemplo, eres muy sapo. Para decir que te espabiles te dicen con esta frase: ¡Más Vivaldi, menos pabarotti!, haciendo referencia a la palabra pavo (otro animal más), o sea, que andes más vivo y menos atontado por la calle.

Si te dicen: ¡Está picando la jaiba! Eso significa que por allá está pasando algo. Si te ven muy feliz te dirán esta frase: ¡Estás más feliz que perro con dos colas! Otra de las frases que significa que te muevas pudiera ser: ¡Enchúfate plancha e campo! O ¡Mueve los panes!

Si en el trabajo te ven dando vueltas sin producir nada, lo más probable es que te pregunten si andas sacando la vuelta, pero si haces algo bueno, un favor o una buena acción, te dirán ¡Te pasaste! Ah, pero si te pasas demasiado entonces viene la palabra: ¡Buta, el weon barza! O esta otra ¡Erí pasao pal pico!

En Chile cuando andas de mal genio entonces andas con los monos y si estás aburrido, andas más aburrido que caballo de feria.

Estar chato de algo es estar aburrido, obstinado. Para decir que estás borracho, tienes que decir: está curao, sin embargo, al otro día te levantas con la caña, o sea, con la resaca. Cuando tienes que hacer algo de inmediato, entonces tienes que decir: ¡Voy al tiro!, haciendo referencia para cuando vas a ir ahora.

Al maíz se le dice, choclo, y a los tamales, humitas. Al muslo de pollo se le dice, truto corto y truto largo. A las habichuelas se les llama porotos verdes y a los frijoles, pues porotos negros. Cuando hace frío se dice: ¡Está helao! Y cuando quiero tomarme un refresco, tengo que pedir una bebida. Si me voy de fiesta, voy para un carrete y si nos sirven un trago con pitillo, tenemos que decir que el mojito tiene una bombilla. Cuando estás un poco tomado en esa fiesta, entonces estás arriba de la pelota, no importa si hayas tomado ron o chelas, o sea cervezas. Y si quedas tirado en un futón (sofá), entonces se te apagó la tele.

En el transporte público se le llama hora punta, cuando el tráfico está complicado, y la palabra pico, se refiere al órgano reproductor masculino. Si vas a una tienda en búsqueda de pullovers, tienes que saber diferenciar entre poleras, polerones, parcas y polar. Hasta el momento no aprendo a diferenciar algunos, pero, las poleras, son los pullovers, los polerones son un poco más para el invierno, así como las parcas para la lluvia y el polar es para el frío.

Son muchísimas las palabras de esta cultura, pero no se me podía olvidar esconder la guata, cuando ando de posero para las fotos. O sea, la guata es la barriga y cuando andas de posero, es que andas modelando para que alguien te saque una foto.

Lago al sur de Chile.

Si has llegado hasta aquí leyendo, me alegro que no te haya dado lata o paja (cuando algo es tedioso, aburrido o complejo de hacer)mi historia, o que no te hayan aburrido mis garabatos (malas palabras). Bueno, ya es tarde, mañana tengo que irme a la pega (se le llama así al trabajo), pero antes de irme al sobre (irse a la cama a dormir) te digo que en Chile me he mandado muchísimos condoros pero sí que en ocasiones cuando me han regaloneado me he sentido como cabro chico.

Te dejos estas últimas palabras para que las busques y aprendas un poco más de los modismos chilenos. Si te sabes alguna otra, puedes comentarla debajo y contarnos su significado.

Condoros, regalonear y cabro chico

Aprender un idioma es tener una ventana más desde la que observar el mundo.

[/pl_text]
[/pl_col]
[/pl_row]

También puede gustarte...

4 Comentarios

  1. Muy dinamico e interesante este blog dedicado a las vivencias de un joven cubano y su experiencia en un nuevo lugar del mundo.

    1. Muchas gracias bro! Excelente tu comentario!

  2. He tenido que reírme con algunas frases!!! Aquí en España sucede algo parecido….y si estás en Galicia como yo…ya ni te cuento… porque expresiones gallegas ( que es otro idioma) se mezclan constantemente con el castellano. Al final todo se aprende!!! Jajaja

    1. jajaja, me ha costado entender algunas, pero ahí voy con el lenguaje. Gracias por el comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *