Si viajas aumentas tu cultura y entiendes otras culturas. Si te quedas en casa, gastas mucha electricidad. Tú elige!
Los colores del otoño en Chile
Los colores del otoño en Chile

Los colores del otoño en Chile

En mis viajes legendarios por esta tierra maravillosa, he encontrado colores inimaginables. Para nadie es un secreto que en mi país natal sólo existen dos estaciones, aunque me atrevería a decir que sólo una, verano. Quienes hayan visitado Cuba, sabrán de lo que escribo, y es que allá, todos los colores son bien parecidos. El verde de los árboles en primavera, no tiene mucha diferencia con el verde de los árboles en otoño. 

Parque Nacional Los Ruiles.

Sin embargo, acá en Chile, es todo distinto y más variado. Para mí, y para muchas otras personas, ver un árbol de otro color que no fuese verde, era inaudito, sin embargo la naturaleza nos sorprende con cosas tan mágicas que quedamos perplejos ante tanta belleza. 

En una visita al parque nacional Los Ruiles en la zona central de Chile (VII Región), cerca de Cobquecura (lugar del epicentro del terremoto de febrero de 2010) habita una naturaleza que enamora. Hace ya mucho tiempo que tuve el privilegio de visitar el parque, pero encontré un árbol que era tan viejo y grueso que tenía más de 100 años, apenas lo podía abrazar y no es el primero que me encuentro en Chile con estas características. 

Además, en el trayecto había un paseo lleno de Eucaliptos centenarios que separaban el parque de la ciudad. Lo maravilloso del lugar es que la tierra donde está enclavado este pequeño bosque es semi desértica y arenosa, la naturaleza se ensañó en hacer crecer árboles acá y el hombre hizo de las suyas para limitar la desertificación con la reforestación. 

Pasar una noche en lugares así, semi deshabitados te da la posibilidad de valorar lo que tienes, y sentir, de forma directa la naturaleza. Amé cada segundo en el lugar, sentí la pureza del aire y para nada extrañé el ruido de las ciudades y los autos. Ser del “monte” como dicen algunos, también tiene sus encantos. 

La vida me volvió a premiar con tanto verde, amarillo y rojo de los árboles. Disfruté cada momento y cada minuto dentro de la “selva”, es por eso que comparto estas imágenes de lo que sería un otoño en los bosques chilenos. 

Mil árboles que crecen, hacen menos ruido que un árbol que se derrumba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Necesitas contactarme?